Atentado a Cristina: sospechan que Sabag Montiel no actuó solo

Punto Panorámico

7 de septiembre de 2022

Atentado a Cristina: sospechan que Sabag Montiel no actuó solo

La causa judicial por el atentado a Cristina Kirchner sumó en las últimas 48 horas una serie de pruebas que podrían ser clave para determinar cómo se produjo el ataque el jueves pasado minutos después de las 21 y cómo fue el accionar de Fernando Sabag Montiel, el hombre de 35 años detenido en el lugar tras gatillarle dos veces en la cabeza a la vicepresidenta. El domingo por la noche fue detenida Brenda Uliarte, la novia del atacante, que según consta en el expediente llegó junto a su pareja el jueves a Juncal y Uruguay, donde se produjo el intento de magnicidio.

La detención de Uliarte, así como los testimonios recogidos de amigos y conocidos del agresor, fueron claves en las primeras jornadas de la investigación a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo. En el caso de Uliarte, que había salido a hablar en los medios tras el ataque y se presentaba como Ámbar, se sospecha que pudo haber tenido un importante grado de participación en el ataque.

De hecho, y aunque la causa se encuentra bajo secreto de sumario desde el domingo, este martes se conoció un video que forma parte de la investigación donde se observa cómo Sabag Montiel y Uliarte llegaron juntos a la esquina de Juncal y Uruguay donde una multitud aguardaba la llegada de Cristina para tomarse fotos, obtener un saludo o la firma del ejemplar del libro Sinceramente. A eso se suma la filtración de dos fotos publicadas por el diario Clarín donde se observa a ambos posando con la pistola Bersa calibre .32 utilizada para el ataque.

Los investigadores creen que Sabag Montiel y Uliarte no actuaron en soledad, sino que pudieron haber participado más personas. Además, se apunta a un grado de planificación en el ataque. Por eso, será fundamental conocer en cuántas ocasiones estuvieron presentes en la zona para determinar cómo fue la inteligencia previa que se hizo, así como también saber si existe algún tipo de vínculo con organizaciones criminales o dirigentes políticos.

Anoche, Uliarte había accedido a declarar en la causa, en acuerdo con su abogado, el defensor oficial Gustavo Kollmann. Vueltas de la vida: Kollmann fue el defensor de Oscar Centeno, el chofer del caso de las fotocopias de los Cuadernos, a quien se le recuerda la frase de que su defendido había quemado los cuadernos por “temor”, y que se trataba de una “cuestión circunstancial”, aunque luego, curiosamente, aparecieron. En el mundo del derecho se sabe que los defensores oficiales son los que más conocen los vericuetos de la ley y las herramientas para ganar tiempo y mejorar las condiciones de sus defendidos.

En paralelo, aún resta resolver qué sucedió con el peritaje del celular Samsung Galaxy perteneciente a Sabag Montiel, una prueba fundamental para determinar si el imputado tenía algún tipo de vínculo con dirigentes políticos. Se conoce que habría cierto grado de vínculo con una organización llamada Revolución Federal de la que también forma parte el diputado macrista Francisco Sánchez, el mismo que pidió la pena de muerte para CFK semanas atrás. Ese grupo organizó escraches violentos a dirigentes políticos en las últimas semanas frente al Congreso, el Ministerio de Economía y la Casa Rosada.

Además, se sabe que Uliarte tenía algún tipo de nexo, al menos virtual, con el partido de Javier Milei. La pesquisa del dispositivo podría naufragar, luego de que el viernes por la noche el teléfono apareciera reseteado de fábrica a llegar a manos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, que debía extraer la información, un paso en el que había fracasado la Policía Federal.

Ese asunto generó un gran escándalo y fuertes críticas cerca de la vicepresidenta. En concreto, por tratarse de una prueba esencial para determinar los contactos de Sabag Montiel en aplicaciones de mensajería como WhatsApp y Telegram. Aunque peritos consultados por Gamera coinciden en que sería prácticamente imposible recuperar esa información, es cierto que aún quedan otros canales importantes para investigar, como las redes sociales, las antenas telefónicas y los archivos fotográficos que sí se pueden obtener. En paralelo, también será clave poder acceder al teléfono de Uliarte.

Más ruido político

En paralelo, ayer el Gobierno se vio forzado a aclarar que no se impulsa ninguna ley para frenar los discursos de odio, incluso a pesar de que en ningún momento se había anunciado algo por el estilo. La movida volvió a mostrar que un sector del Frente de Todos corre detrás de las chicanas de Juntos por el Cambio, que instaló toda esta semana la idea de que habría una ley para controlar lo que se dice en los medios.

Incluso, periodistas afines al kirchnerismo instaron al presidente Alberto Fernández a volver a reinstaurar los artículos de la ley de medios que fueron anulados por decreto durante el gobierno de Mauricio Macri, que tienen que ver con la concentración mediática, pero bajo ningún punto de vista con lo que pueda decir un periodista.

En paralelo, la presidenta del PRO, el principal partido opositor, sigue sin repudiar el atentado a la vicepresidenta. Su último comentario fue un artículo de opinión publicado en Infobae donde se atajó de la posibilidad de que se instale una ley para frenar los discursos de odio. “No vamos a mirar para otro lado mientras el kirchnerismo busca someter al escarnio el accionar de la prensa”, dijo Bullrich, a quien muchos periodistas recuerdan por las balas de goma que recibieron en innumerables movilizaciones cuando ella era ministra de Seguridad.

Con una parte del gobierno aún en shock, ayer Alberto Fernández volvió a hablar del atentado a Cristina Kirchner y calificó a Sabag Montiel como “un joven que un día se ubicó fuera de los márgenes de la democracia, lleno de odio, de violencia, de rencor, y rompió nuestro pacto democrático”. “Hace muchos años observamos cómo el discurso de odio se volvió moneda corriente. En un almuerzo televisado se dice que una expresidenta es “el cáncer” y todos siguen comiendo como si nada grave hubiera dicho”, ejemplificó.

ESCUCHÁ
LA PASTILLA

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si querés recibir GAMERA podés mandar un
  WhatsApp al +54 9 2901 502990 o hacer click acá

MÁS ARTÍCULOS

SUMATE A LA COMUNIDAD GAMERA AYUDANOS A CRECER

SUMATE A LA COMUNIDAD GAMERA
AYUDANOS A CRECER

× Gamera en tu Celular