Chile rechazó la nueva Constitución ¿Y ahora?

Punto Panorámico

6 de septiembre de 2022

El rechazo al nuevo texto constitucional en Chile ganó este domingo el plebiscito con un 61,87% de los votos, contra un 38,13% de la opción que buscaba aprobarlo. Números contundentes que incluso superaron el resultado que ya venían previendo la gran mayoría de las encuestas en las últimas semanas.

Tras la dura derrota de la Carta Magna que él había militado, el presidente Gabriel Boric comenzó ayer a recorrer el camino con el que buscará salir de la crisis política. Primero se reunió con los líderes de las dos cámaras legislativas, Raúl Soto y Álvaro Elizalde, pero la idea es dialogar con representantes de todos los partidos políticos y de los distintos sectores de la sociedad civil para iniciar un nuevo proceso constituyente.

A diferencia de lo que normalmente ocurre en el país trasandino, en esta elección el voto fue obligatorio. La altísima participación, de alrededor del 86%, generó el fenómeno de que la cantidad de personas que rechazaron la nueva Constitución superaron en número al total de personas que votó en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2021.

Es un final problemático para un proceso que arrancó hace ya tres años, con el estallido social iniciado en Santiago de Chile en octubre de 2019 luego del aumento en la tarifa del transporte público. La serie de protestas masivas que se desataron en todo el país derivó en la decisión del entonces presidente, Sebastián Piñera, de llamar a un plebiscito para analizar la creación de una nueva Constitución que reemplazara a la impulsada por el dictador Augusto Pinochet en 1980.

En octubre de 2020, un 78,28% de los chilenos dijeron querer una nueva Constitución, y en mayo de 2021 eligieron a los representantes de la Convención Constituyente, que tendría un alto componente de izquierda y de partidos independientes. Ese cuerpo es el que redactó el texto que ahora los chilenos rechazaron de forma muy contundente.

La propuesta de la nueva Carta Magna tenía el respaldo del actual presidente, Gabriel Boric, un hombre de la izquierda que asumió hace solo 6 meses, pero cuya imagen se degradó muy rápido en la opinión pública por los grandes problemas sociales y económicos que tiene Chile, agravados por la aparición de la inflación en un país que estaba acostumbrado a una estabilidad casi total de precios.

La nueva carta proponía garantizar la gratuidad de la educación y de la salud, una reforma judicial integral, cambios en el sistema político (como la eliminación del Senado), brindarle un gran protagonismo a los pueblos originarios en varios aspectos de la vida política, y hasta un fragmento dedicado a los derechos de la naturaleza y de los animales.

Si bien el rechazo social al texto fue categórico, incluso mucho más de lo que esperaba el gobierno, lo cierto es que entre los principales partidos sigue habiendo un consenso de que es necesaria una nueva Constitución. Después de la ronda de diálogos iniciada por Boric, se espera el recambio de algunos nombres de su gabinete para impulsar, de algún modo, un relanzamiento de su gobierno. El inicio de un nuevo proceso constituyente dependerá de los acuerdos que pueda lograr con la oposición.

Bonus track

Bolivia se acerca al Mercosur

En el marco de su campaña presidencial, Luis Inácio Lula da Silva recibió en San Pablo al mandatario de Bolivia, Luis Arce, y se comprometió a apoyar el ingreso de ese país al Mercosur en caso de ganar las elecciones del 2 de octubre.

Para poder avanzar en el proceso, es necesario que el Parlamento brasileño apruebe la solicitud, que ya fue aceptada por los poderes legislativos de Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, los otros países miembros del Mercado Común del Sur.

El ex canciller de Lula, Celso Amorim, dijo al finalizar la reunión que, en caso de ganar, el gobierno del PT “hará el esfuerzo” de impulsar la aprobación de la solicitud boliviana en el Congreso. “Bolivia es el único país de sudamérica que participa de los tres grandes ecosistemas”, destacó, y remarcó que la ampliación del bloque será clave para potenciar las relaciones con China y con Europa.

Un dato destacable es que Arce visitó Brasil evitando reunirse tanto con Jair Bolsonaro como con integrantes de su gobierno. Del encuentro con Lula también participaron el candidato a gobernador de San Pablo, Fernando Haddad, y el ex ministro Aloizio Mercadante.

ESCUCHÁ
LA PASTILLA

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si querés recibir GAMERA podés mandar un
  WhatsApp al +54 9 2901 502990 o hacer click acá

MÁS ARTÍCULOS

SUMATE A LA COMUNIDAD GAMERA AYUDANOS A CRECER

SUMATE A LA COMUNIDAD GAMERA
AYUDANOS A CRECER

× Gamera en tu Celular