Los detenidos ya habían intentado asesinar a CFK

Punto Panorámico

13 de septiembre de 2022

La Justicia comprobó que los integrantes de la banda que quiso asesinar a Cristina Kirchner la noche del jueves 1 de septiembre ya habían intentado cometer otros atentados contra la vicepresidenta días antes, cuando las inmediaciones de la vivienda amanecieron valladas y la Policía de la Ciudad desplegó un operativo que acabó con una fuerte represión. Aquel ataque se planificó y estuvo a poco de concretarse cuando la expresidenta habló en un escenario improvisado y mandó a la militancia a descansar.

El dato se desprende de una serie de pericias y análisis de la información extraída del teléfono celular de Brenda Uliarte, la novia de Fernando Sabag Montiel, ambos integrantes de un grupo aparentemente más amplio, bautizado como la “banda de los copitos”, ya que utilizaban la venta de copos de azúcar como pantalla para, según creen los investigadores, hacer inteligencia en la zona de la casa de Cristina Kirchner.

La Justicia ya tiene probado que hubo presencias reiteradas tanto de Uliarte como de Sabag Montiel en Juncal y Uruguay, en el barrio de Recoleta, durante las semanas previas al atentado.

De acuerdo a la investigación, el sábado 27 de agosto los atacantes tenían planificado dispararle a la vicepresidenta cuando salió a hablar luego de la represión para transmitir calma a los militantes tras el acuerdo político entre Nación y Ciudad por la custodia de la zona.

En un mensaje que Sabag Montiel le mandó a Uliarte, se lee: “No, no es que se dé cuenta, el tema es que hay una cámara de C5N y hay poca gente, y la gente se está yendo, y el momento es ese, ahora ya es tarde. O sea, son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora, o sea el escenario era con ella porque la habrán seguido. ¿Entendés? Después vamos a ver en la tele a ver qué pasó porque cuando ella se metió, la siguieron y ahí tendría que haber sido”.

Más tarde, pero esa misma noche, Sabag Montiel le dijo a su novia por mensaje: “No, ya se metió adentro y el escenario el anfiteatro lo sacaron. Le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió en un Toyota Etios y se fue, un quilombo. Ella está arriba, pero no creo que salga así que ya fue, dejá, voy para allá, quedate ahí, no traigas nada”.

Cómo avanza la investigación

La causa volvió por estas horas a permanecer bajo secreto de sumario por orden de la jueza federal María Eugenia Capuchetti. No se descartaba la posibilidad de ordenar nuevas detenciones. En las últimas horas quedaron en la mira varios amigos de Sabag Montiel y Uliarte, ya no sólo por sus declaraciones mediáticas, sino también porque creen que formaban parte de la banda.

En paralelo, salió a la luz que Gastón Guerra, uno de los hombres que semanas atrás atacó a patadas el auto de Sergio Massa y agredió a un periodista de C5N frente a la Casa Rosada, tenía una gran proximidad con la mediática vecina de Cristina Kirchner en el piso de arriba de su casa en Recoleta, Ximena Tezanos Pinto.

Guerra integra grupos violentos que se ocupan de coordinar ataques y escraches a funcionarios, conocido como Revolución Federal, que exhibe los videos en páginas de Facebook y cuentas de Instragram bajo el nombre de “Nación de despojados”. El vínculo con la vecina de CFK es por demás curioso: resulta que desde hace meses Tezanos Pinto le alquila una habitación a una abogada, Gladys Egui, que defiende a Guerra y a Jonathan Morel, el líder de Revolución Federal.

En este contexto, se descuenta que Sabag Montiel y Uliarte serán procesados por el homicidio agravado en grado de tentativa a la vicepresidenta, aunque también pueden sumarse otros cargos, como el robo de arma de fuego, si se comprueba que la pistola Bersa era robada. Más allá de que Sabag Montiel fue el que apretó el gatillo del arma cuyas balas afortunadamente no salieron hay mensajes que comprometen a su novia.

Uno de ellos dice: “Tenemos que generar hechos, no protestas. Basta de quejarse puteando. Tenemos que pasar a la acción. Pongamos molotov en la Casa Rosada”.

Se espera que en cuestión de días Capuchetti dicte el procesamiento, aunque la medida puede demorarse ya que no se descartaba una nueva convocatoria a declaración indagatoria de los dos detenidos, con el objetivo de exponer las nuevas pruebas recolectadas en la última semana. En este aspecto, el hallazgo del celular de Uliarte fue clave.

ESCUCHÁ
LA PASTILLA

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si querés recibir GAMERA podés mandar un
  WhatsApp al +54 9 2901 502990 o hacer click acá

MÁS ARTÍCULOS

SUMATE A LA COMUNIDAD GAMERA AYUDANOS A CRECER

SUMATE A LA COMUNIDAD GAMERA
AYUDANOS A CRECER

× Gamera en tu Celular